RSS

Archivos Mensuales: abril 2017

NO TE HARÁ LLORAR 

“Quien bien te quiere, te hará llorar” dicen. ¡Mentira! No es verdad… ¿por qué tiene que hacerte llorar?

Quien te quiere bien te cuida. Te hace feliz. Te protege ante el daño que los demás pueden hacerte y te ayuda a defenderte, si es necesario. Pero no, detrás de esa basura popular sólo se ampara quien, en tu entorno más cercano, te ataca “desde el cariño” y como si fuese necesidad para ti.

No me refiero solo del mundo de la pareja: no todo el mundo tiene, aunque también aplica. Pero sí que todos nos movemos entre familiares y amigos que pueden confundir los límites con facilidad… Te convierten, muchas veces sin ser conscientes por esa dinámica habitual que utilizan, en un saco de frustraciones vitales para descargar sobre ti sus peores modales y palabras causando heridas en tu ser, que en ocasiones, no volverán a sanar.

Y debe resultar muy sencillo si el saco es estático y nunca regresa de los golpes, propiciando así un efecto bucle en el que cuanto más golpean, más resistes. Porque, claro, solo quien de verdad te quiere “tiene el coraje suficiente para hacerte sufrir con la verdad por delante” porque nadie más lo hará por ti. Pero son sus verdades. Sus modos de hacer. Su manera de ver las cosas.

Entonces tú, en tu ensimismamiento y conformismo autoimpuesto, en algún momento de tu vida tomas conciencia de lo que está ocurriendo. Despiertas a esa situación para confirmar que no te está gustando nada. Y quizás, solo quizás, en un arranque de fuerza trates de defenderte como buenamente puedas: unas veces desde el lado del resplandor positivo que no ciega, expresando con claridad tus sentimientos y dando lugar, así, al cierre de un capítulo de vuestras vidas para continuar por otro camino más enriquecedor; Pero otras veces, las más desde la oscuridad del ser, conviertes esa defensa en ataque furibundo, haciendo un uso insano de aquel saco de descarga con quien lo hizo antes contigo, con quien te quiere bien.

Y das la vuelta a las tornas porque ya no te hará llorar más… Hasta que más adelante, descubras con horror o satisfacción qué rol ocupas en la carga de hacer daño.

Pero quizás ya sea demasiado tarde.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 24 abril, 2017 en cartas, microrrelato, reflexiones