RSS

EL PODER INMUNDO

02 Oct

cosacom1

Un vistazo por encima de las gafas mientras la baba le escurre por el labio inferior y la imagen que le devuelve el espejo apenas le provoca algún tipo de turbación. ¡Hay que ser sinvergüenza! Un tipo patético, con las mejillas encendidas de placer, se debate con dedos temblorosos ante el manjar inmundo de codicia e indiferencia que tiene delante. Le gotean hasta el codo las lágrimas de las naderías ajenas, y ni siquiera tiene la deferencia de limpiárselas de encima cuando el servicio le trae el teléfono que debe contestar. Es su obligación.

—Sí… ¡Pero yo soy el poder que representa a la mayoría y las cosas se harán como yo ordene! …Así está dispuesto y así se hará.

Una arcada de quien le sirve mientras vuelve a su agujero. Y el mandamás, a lo suyo, sigue hurgando la comida con sus dedazos en busca de algo más para aplastar entre sus dientes.

Una cucaracha se escapa del plato, buscando inconsciente de ella, un destino menos podrido. Pero nada más lejos. Apenas unos centímetros más allá de las rancias viandas, un manotazo le cae encima con todo el peso de la ley. Ya nada puede hacer.

—¡Me encanta ese sonido tan particular cuando las aplastas!—Y sonríe satisfecho.

Tania A. Alcusón

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 2 octubre, 2015 en escenas, microrrelato, social

 

2 Respuestas a “EL PODER INMUNDO

  1. Sonia

    12 octubre, 2015 at 19:07

    MuY bueno

    Me gusta

     

Deja un comentario ¿qué te ha parecido la entrada?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: